jueves, 22 de noviembre de 2007

Del comer y del beber

Queridas mascotas:

Hoy quiero exponer un tema de gran importancia: el papeo que nos dan esas gentes que se dicen nuestros amos. En este caso, no tengo mucha queja de la cerda que me cuida. Me alimenta con toda clase de frutas y verduras (sobre todo lechuga y calabacín, que es lo que más me gusta, pero también pera, manzana, patata, tomate, plátano...), me da nueces y avellanas, pan, algo de queso y de vez en cuando alguna bola del pienso de nuestro amigo Lucas. También me da unas vitaminas, ella dice que son para mis huesos y mi pelo; no sé, a mí lo que me importa es que están buenísimas. Además, tengo agua fresca a diario. He de reconocer que en esto se esmera, la tía petarda, aunque bastante presume ella de tenerme bien cuidada, mi Maxecita lleva una dieta muy variada, dice cuando los titos preguntan por mi alimentación.

Lo que ya no me gusta tanto son los cereales para hamsters que me compra últimamente. No termina de entender que mi delicado paladar no se adapta a esas comidas de mala calidad que me atiza de un tiempo a esta parte. ¿Y cómo se lo demuestro yo? Atención todos, que esto convalida como un curso de la World Pets University: ¡¡cagándome en el comedero!! A ver si lo entiende de una vez: no es que yo sea poco higiénica, ¡es que ella en una TACAÑA de tomo y lomo! ¡Cómprame pienso en condiciones, que es lo que tienes que hacer!

2 comentarios:

Rector dijo...

Amiga Max,

No puedo sino subrayar con rotulador indeleble tu nutricia protesta. Algo habrá de andancio en los bípedos implumes a la hora de adquirir nuestro sustento, ya que mi calvo preferido (y único, con uno basta), ha tenido la desfachatez, hoy mismo, de rellenar mi comedero con un tal whiskas, que se lo podía comer él, o mejor, introducírselo croqueta a croqueta por cierto orificio que callaré. ¡Yo quiero mi Hill's o mi Royal Canin! ¿Será una plaga de tacañería? ¿Será que no les pagan lo SUFICIENTE en ese sitio en el que dicen que trabajan?


Amiga Max, indagaremos en este punto. Y es que pueden jugar con nosotros, pero no con nuestro sustento.

Maullidos fraternos

Paco gourmet

Max dijo...

Querido Paco:

REVUELTA CONTRA LA ALIMENTACIÓN MASCOTIL.

Que no les pagan en el campo de concentración ese donde trabajan (últimamente mi dueña lo llama Treblinka), está claro. Ahora, eso no justifica que nos traten como a vulgares animaluzos. ¡Nosotros somos seres especiales y necesitamos alimentación equilibrada y de calidad!

Un abrazo hamsteril.