martes, 28 de agosto de 2007

Todos los hamsters se llaman Max

Esta es la excusa que utilizó mi dueña para bautizarme, Maximina, dijo la muy sinvergüenza, y así la llamaremos Max, porque, como es bien sabido, todos los hamsters se llaman Max. Total, a mí me da lo mismo, no la hago ni caso cuando me llama, Maxecita, MAXECITA, asco de bicho, todo el día durmiendo, se queja la impertinente cuando llega del trabajo. Y yo, claro, durmiendo, ¿qué va a hacer si no un roedor que se precie a las tres de la tarde? La ignoro todo lo que puedo, pero hay días que no me queda más remedio que levantarme y hacer alguna hamsterada para que deje de darme la trisca. Ven a saludar a mami, me dice, ¡lo que tengo que aguantar!, vaya pedrada que lleva. Eso sí, tengo que reconocer que me tiene bien cuidada, mi casa es muy grande y el papeo variado y abundante.

Lo peor de mi nombre es que al principio, cuando llegué a su casa, me llamaba MAXIMINO, la tía perra, creyendo que era un chico, vaya guasa cuando descubrió que era una niña... pero esta historia os la contaré otro día. Ahora os dejo, que tengo que acaldar mi nido para esta noche...

23 comentarios:

José dijo...

Hola Max, soy Paco, el felino copropietario del historiador renegado ése que trabaja con tu dueña. Y digo "co"-propietario porque el otro 50% pertenece a mi hermana Cuqui. Los tres convivimos en un amplio piso de la Cope, en Aguilar, aunque el "perro" (nótese la ironía) de nuestro cuidador sólo nos deje acceso a una parte. Bueno, en cuanto podemos nos colamos, siendo bien felices redecorándole la especie de leonera en la que dice que trabaja.

Sea este un primer contacto, amigo Max, y tanto Cuqui como yo te saludamos a tí y a tu idea del blog, tan "de moda" a lo que se ve. No veas en nosotros amenaza ninguna por la especie a la que pertenecemos. En la web, hasta las criaturas del demonio son de dios...

Max dijo...

Hola Paco, efectivamente, parece que nuestros amos se conocen. Menuda fauna debe de haber en esas oficinas. El otro día la tía va y me trae a diez o doce del trabajo a casa, qué guerra daban, oye, y yo intentando dormir. Aunque lo peor es cuando viene con uno o dos a darme por saquillo en la jaula y me dice: "Ven a saludar al tito no sé quién". ¿Al tito? ¡Pero qué tito ni qué niño muerto!

ARCO dijo...

Goof, goof, goof, no, no estoy aprendiendo inglés, por ahora no soy un perro ilustrado, es mi forma de reír o lo más aproximado...
¡Cuanto "gatito lindo" en esta web!, qué pena no poder tener un contacto directo...
Tu historia sobre el nombre, querida Max, me ha recordado mucho a cómo conocí a la "petarda descastada" de mi dueña, por llamarle de alguna manera, - porque verla la veo más bien poco -, y a su familia - panda de locos -.
Lo cierto es que mis orígenes son un tanto turbios, mi madre era muy "perra", en el sentido literal de la expresión, y debía traer locos a la mitad de los chuchos del barrio - mis raíces están en Cuenca, por cierto -. Al final, creo, - es lo que se rumoreaba en los mentideros del barrio - que fui fruto de su relación con un pastor belga, del que heredé mi porte y mi presencia... goof, goof.
Bueno, a lo que iba, el caso es que teniendo yo apenas tres semanas, cuando disfrutaba, junto con mis cinco hermanos del placer de dormir y chupar de la teta de mamá, apareció un día la "petarda". Se encaprichó conmigo "que mono, tiene las patitas blancas, le voy a llamar Arco", recuerdo que dijo, enseguida me di cuenta de que estaba como una piiiiiiii cabra, ¿qué relación vería entre mis patas blancas y un arco?. Han pasado ya cuatro años desde entonces y aún no he conseguido ver la relación...

Max dijo...

Querido Arco:

Los designios de nuestros amos son inescrutables, especialmente en lo que se refiere a bautizar mascotas. Como muestra un botón, ahí tienes a nuestro amigo Paco el gato o el hamster Aristotelia...

Talita dijo...

Soy Talita, la gata del Allende.
A mí me llamó Talita por pedante, el muy asqueroso. Resulta que se quedó prendado de uno de los personajes personaje de Rayuela de Cortázar y no se le ocurrió gilipollez mayor que ponerme a mí el mismo nombre. Tiene cojones.

Max dijo...

Estimada Talita:

Te acompaño en el sentimiento. Menos mal que el autor que le gustaba era Cortázar y no, por ejemplo, Hergé: te podía haber llamado desde Rastapopoulos hasta Hernández-Fernández (el que no se consuela es porque no quiere).

José dijo...

No sé porqué, pero me molesta eso de jose dijo...
Yo soy Paco, su dueño, y hablo en mi nombre de mi hermana Cuqui, que en estos momentos no se puede poner, porque está estableciendo una nueva ventilación en los calcetines de nuestro alimentador. Buen tema ese el de los nombres que recibimos. El mío viene de una asociación vocálica entre mi condición y la economía a la hora de llamar a los Franciscos. Ni una idea buena tiene el pollo... Por cierto, ¿no hay ningún pollo en este Arca de Noé?

Cuqui dijo: Lo de mi nombre es peor, porque parece ser que viene de la manera cariñosa en la que cierto cronista de cierta ciudad a orillas del Eresma denominaba a las meretrices... ¡Qué tendrá que ver eso conmigo, que soy doncella! Y por cierto Arco, de la misma manera que queremos a Max sin salivar, te rogamos respetes la felina condición. ¡Somos amigos, no comida!

Paco dijo: Y puestos a presumir, aviso para navegantes: con mis seis meses tengo más de medio metro "de eslora" y peso lo mío... Pero soy gato pacífico, sólo cazo moscas y mosqueos. Por cierto, Talita, un día podíamos quedar para dar un paseo, ¿no? Es que se me están empezando a despertar ciertos instintos, y la Cuqui me da calabazas...

Mariana dijo...

Hola Paco:

Pollo no soy, pero sí pavo, o más bien pava. No podía faltar en este blog un representante de los emplumados, ¿no? Yo vivo en la granja de Pin y Pon que tiene la familia de la dueña de Max, llena de gallinas (que ahora que no me oyen, esas sí que son tontas) y de dos conejos llamados Terelu y Benedicto. También hay un gato llamado Tino y, hace tiempo, me trajeron un pavo para hacerme compañía que se llamaba Boris. Creo que ya con esto es bastante explicación del problema que tiene esta gente a la hora de bautizar sus bichos.

Talita dijo...

Mira, Paco. Me gustaría tener una cita contigo, aunque he de decirte que soy muy tímida y muy recatada y, además, los sinvergüenzas de mis dueños no me dejan salir de casa. Por si fuera poco los muy hijoputas me drogan hasta las trancas cada vez que muestro algún signo de calentura y me dejan la libido escadurciá entera. En estas condiciones creo que una cita sería una catástrofe, porque tú con tus ganas de adolescente salido y yo con mis cosas todo adormiladas. Lo siento Paco.
Tuya. Talita.

ARCO dijo...

Goof, cómo anda el patio, parece que se ha adelantado la primavera... Ya se sabe con los gatos...
Hablando de lindos gatitos, a ver Cuqui, que quede entre nosotros y que no salga de este blog, que me juego los cuartos... Lo cierto es que, bueno, ummmmmmmmm, jamás me zamparía un lindo gatit@, soy un perro tremendamente pacífico, un d. Juan, eso sí, pero muy pacífico. Lo que pasa es que por mi aspecto- hay quien dice que más un perro, parezco un caballo-, asusto un poco, pero nada más... Así que puedes estar tranquila.
Por lo demás he visto que ha habido una nueva incorporación en el blog, Corcho, el pocenco ibicenco, el nombre suena un poco a chiste, pero me consta que es un buen tío, digo, chucho, digo, perro, que tiene pedigree... Lo dicho, bienvenido.

LUCAS dijo...

Querida Max : mi indignación y mi ira no caben en este pequeño espacio.¿Qué es eso de tita y de tito? Aquí el único tio soy YO : EL TIO LUCAS . MENOS MAL QUE MIS MUCHOS AÑOS Y MI EXQUISITA EDUCACIÓM NO ME PERMITEN EXPRESAR CON PALABROTAS LO QUE ME GUSTARÍA ANTE ESAS CONFIANZAS RELACONADAS CON ALGO TAN SERIO COMO ES LA FAMILIA .
Cambiando de tema, mi lustroso y maravilloso pelaje (como el tuyo) está sufriendo este verano algún que otro problemilla . Hongos dicen los humanos , cuyo oficio y beneficio es el de cuidarnos ,intenta mi dueña (LA MIA ES BASTANTE ACEPTABLE )a base de crema y otros potingues que se solucione . ¡Ya veremos !.
Te espero dentro de una temporaduca en casa ; besos de tu aut¨´entico TIO

Max dijo...

Querido Lucas:

Yo no tengo culpa de cómo se expresa la loca de mi dueña. Si ella dice que son titos, ¿qué le voy a hacer yo?

Queridos gatos salidillos:

Me alegro de que este blog sirva para algo más que para contar mis andanzas. Ya nos tendréis al día si prospera vuestra la relación.

ARCO dijo...

Vale, vale, así que "queridos gatos salidillos", eh? Ya veo yo por donde van las preferencias del roedor este y de sus titos...
Me siento totalmente ignorado. Claro, como soy el único perro del blog! A ver cuando se incorpora Corcho...

Max dijo...

¡No eres el único perro del blog! También está el tío Lucas, con quien convivo en algunas ocasiones. Ya sabes que estoy a tu disposición si nos quieres contar alguna de tus andanzas nocturnas como don Juan o cualquiera de las perrerías que te hacen tus dueños (y nunca mejor dicho).

En cuanto al podenco ibicenco, yo creo que su timidez se debe a su juventud, pero no dudo de que contaremos en breve con su participación.

Aristotelia palomita rubia dijo...

hola soy aris...tu hija rebelde...unica hamster bilingue en aguilar
acabo de comerme la base en plastico de mi jaula...la tengo en la barriga como cuando vais a comer el lechazo a los Olmos....
(groooooop! no la he digerido nada)

Max dijo...

Querida Aris:

Ya sabes que las indigestiones se curan bebiendo mucho alcohol, o al menos eso es lo que les he oído comentar a nuestras dueñas en alguna ocasión... ¡Sal de la jaula y asalta el mueblebar!

Anónimo dijo...

¡CÓMO ESTÁ EL PATIO!QUERIDA MAX,LA GRAN RESERVA DE BETEDINE , QUE COMPARTIMOS COMO BUENOS MIEMBROS DE ESTA DESQUICIADA FAMILIA, SE TERMINA ;MI PIEL , YA ALGO AJADA Y CON POCO COLÁGENO , NECESITA VARIOS "UNTES" DIARIOS.
MENOS MAL QUE EL PARQUE YA ESTÁ LLENO DE GRANDES CANTIDADES DE HOJAS SECAS Y DE ESAS HIERBAS PEGAJOSAS QUE TANTO ME GUSTAN , SINO MI VIDA SERÍA UN POCO TRISTE. ES UNA PENA QUE NO COMPARTAS CONMIGO EL PLACER DE LOS "REVOLQUITOS". ¡NADIE ES PERFECTO! OTRA COSA CREO QUE SE HA ABIERTO LA VEDA , UN POCO DE CAZA MAYOR SIEMPRE VIENE BIEN . UN BESO ,TU TIO LUCAS.

Anónimo dijo...

¡AY , NENA!.SABE MÁS EL DIABLO POR VIEJO QUE POR DIABLO.DESPLIEGA TUS SENSITIVOS BIGOTES Y ESTATE "OJO AVIZOR"

Paco dijo...

Por cierto, lo de la invasión liberadora esa de tus primos los topillos, tú Max que lo sabes todo o casi todo, ¿llega o no llega?

Lucas dijo...

Hola Perrada:
Soy Lucas Ceballos, y este es mi comentario.Vamos a ver si nos centramos. Los animales, incluidos los que como yo somos perros-personas NECESITAMOS DORMIR MUCHO. Tamos?. Yo duermo siesta por la mañana y siesta despues de comer, y no me doy importancia. Max necesita dormir, pues que duerma. Cada uno que haga con su metabolismo lo que quiera, o lo que pueda. Yo me declaro fan de dormir, y se lo que se le pasa a Max por la cabeza cuando la despiertan....Y ya lo que es la tocadura de gonadas total es que namas despertarte pretenden que hagas alguna performance!. No, si yo os lo digo, la revolucion mascotil esta por llegar y va a ser el no parar

Max dijo...

Querido Paco:
El tema topillo es muy pólémico y está alcanzando unas dimensiones fuera de lo hasmterilmente cognoscible. Pero dame unos días y lo investigaré.

Querido Lucas:
Efectivamente, basta ya de tocada de gónadas y que nos dejen dormir tranquilos!

Cuqui (Paco está de siesta) dijo...

¡Hola bloggeros amigos! Efestivamente, el tema de la siesta pone mi pelaje hirsuto. Haber elegido "muete"... (perdón, me he levantado graciosina). Como sabéis, los felinos tenemos todos un doctorado en ronronear y otros en quedarnos fritos, incluso como mi hermano, en posiciones inverosímiles según el criterio de un humano. Y, es bien cierto que no hay cosa que más masajee las partes pudendas que ser despertado en ese momento privilegiado de la existencia por algo que "los grandotes" llaman "caricias". ¿por qué no se rascan sus páginas web y nos dejan tranquilos?. Propongo la VENGANZA, y aprovechar eso que llaman "dormir" para devolverles la moneda con lametones, arañazos, maullidos o sprints en la rueda, cada uno lo que esté en mano, digo pata. Como nuestro lacayo lo practica poco -lo de dormir- yo creo que entre mi hermano y yo acabamos con sus nervios en tres o cuatro días, je, je, je.

Por cierto, Talita, mira a ver si tú le convences a Paco de que la castidad mola. Es que sueña contigo, se levanta brutín y me da la brasa. Y, gato, somos hermanos....

Vuestra,

Cuqui

Max dijo...

Querida Cuqui:

Por la parte que me toca, yo hago mis pequeños vengancitos, me paso toda la noche rumiando maíz y dándole a la rueda a todo lo que da. Y si se despierta, que se fastidie, que a mí me da mucha brasa todas las tardes, me saca de la jaula, me dice tonterías, que si mi ratonín esto, que si mi ratonín aquello...

¡¡A LAS BARRICADAS!!